Cargando...

La Brisca

La Brisca es uno de los juegos de cartas que pueden integrarse dentro de la amplia familia del Tute, es decir, un juego de bazas con un palo de triunfo en el que no se distribuyen todas las cartas al principio de la partida, sino que éstas se van tomando del mazo según se van jugando las bazas.

Brisca Baraja

Objetivo del juego

Reunir en las bazas ganadas por un jugador o una pareja de jugadores más puntos que los adversarios.

Baraja de cartas

Se juega con una baraja española de 40 cartas.

Número de juegos

Puede jugarse entre dos o más jugadores, pero normalmente, se juega entre dos o cuatro. En este último caso, se juega por parejas.

Orden y valor de las cartas

El orden, de mayor a menor, es el siguiente: as, tres, rey, caballo, sota, siete, seis, cinco, cuatro y dos. El valor de las cartas, en cualquiera de los cuatro palos, es :

As 11 Puntos
Tres 10 Puntos
Rey 4 Puntos
Caballo 3 Puntos
Sota 2 Puntos

Las cartas restantes carecen de valor, sirviendo, no obstante, para la formación de las bazas.

Distribución de las cartas

Cada jugador toma una carta y la enseña. Los dos jugadores que tengan las dos cartas mayores juegan contra los que tengan las cartas menores.

Reparte el jugador que sacó la carta más alta y elige sitio, sentándose frente a él su compañero, y a su derecha, el jugador contrario que sacó la carta mayor.

El jugador que da las cartas, las barajará ofreciéndoselas a cortar al de su izquierda, quien al hacerlo, no podrá tomar ni dejar menos de cuatro cartas. Después, distribuirá tres cartas a cada jugador, de una en una, en sentido contrario a las agujas del reloj, descubriendo la carta siguiente, que es la que señala el palo de triunfo, y que quedará a la vista junto al mazo en el centro de la mesa.El turno de dar, en los juegos siguientes, continúa por orden riguroso de izquierda a derecha.

Inicio y marcha del juego

Inicia el juego el jugador situado a la derecha del dador, el “mano”, jugando una carta que dejará descubierta sobre la mesa. Los demás jugadores, al llegarles su turno, pueden jugar una carta cualquiera, sin obligación de asistir al palo ni jugar triunfo. Gana la baza la mayor carta jugada del palo de triunfo y, en su defecto, la carta más alta del palo de salida.

Cada jugador robará una carta del mazo, comenzando por el que haya ganado la baza.

Inicia la baza siguiente el jugador que ganó la anterior, que jugará una carta cualquiera, continuando los demás por orden riguroso de izquierda a derecha en la forma ya explicada. El juego termina cuando ya no quedan cartas que robar en el mazo y se han jugado todas las de la mano.

Cualquier jugador, después de haber ganado una baza y antes de robar carta del mazo, puede recoger la carta que marca el triunfo y sustituirla por el siete del mismo palo; el siete de triunfo y cualquier carta menor que ésta, puede sustituirse por el dos de triunfo. Este cambio no podrá hacerse después de haber jugado la penúltima baza.

Brisca Jugada

Brisca Tanteo

Tanteo del juego

Previamente y de común acuerdo, los jugadores determinarán el número de juegos que formarán la partida, depositando la cantidad acordada al inicio en un platillo, que se llevará el jugador o pareja que gane.

Una vez terminado un juego, cada jugador o pareja sumará el valor de las cartas que forman sus bazas, ganando el juego quien más tantos alcance. Si se juega por parejas, el tanteo es común a ambos jugadores. Puede haber empate en el tanteo, cuando cada jugador o pareja hace 60 tantos, en cuyo caso se anula ese juego. Gana la partida el jugador o pareja que antes logre ganar el número de juegos previamente estipulado.

Señas admitidas

No se permite decir ni enseñar al compañero las cartas que se tienen. No obstante, los compañeros podrán entenderse por medio de señas, ya que el interés está en ocultar a sus contrarios las cartas que tienen y ayudarse recíprocamente durante el juego.

Las señas más comúnmente admitidas son:

Alzar los ojos As de triunfo
Guiñar un ojo Tres de triunfo
Extender los labios hacia delante Rey de triunfo
Torcer los labios hacia la derecha Caballo de triunfo
Sacar un poco la lengua Sota de triunfo
Torcer la cabeza hacia un lado Briscas (ases y treses de palo distinto del de triunfo)
Cerrar un momento los ojos No teniendo triunfo
Soplar un poco Para pedir al compañero que juegue carta de tantos que no sea brisca ni triunfo
Se le mira fijamente Para preguntar al compañero qué cartas tiene.

Suscríbete a nuestra newsletter

Si quieres recibir las últimas noticias de Fournier en tu email
¡Suscríbete ahora!

¿Eres distribuidor, coleccionista, aficionado a las cartas, profesional del juego? En Fournier tenemos las mejor información del sector en exclusiva y de manera personalizada a tus intereses.

¡Suscríbete ahora!